09
Sep

IMPRESIÓN: PAGO POR USO

Uno de los costes que hay que atacar en las empresas es el relativo a la impresión de documentos. Aquí por lo general nos encontramos con muchas alternativas y hoy vamos a ver qué es más rentable para la pyme, las soluciones de pago por uso o nuestra propia impresora.

El objetivo es lograr que el coste por copia impresa sea el más bajo posible. A esto le tendríamos que sumar una política de ahorro de número de copias impresas que haga que disminuya el coste total, no sólo teniendo en cuenta el número de páginas que hemos imprimido.

Me compro mi impresora

En este caso la empresa decide invertir en su propia impresora, lo que le obliga a realizar un desembolso mayor. A cambio la impresora tendrá una vida útil que podemos explotar sin importar cuantas copias hemos sacado. Puede ser una opción muy rentable si cuidamos bien la impresora y tenemos maña para retirar un atasco de papel, por ejemplo, sin que se queden restos en su interior.

Aquí tendríamos que sumar los costes de los consumibles, pero también del servicio técnico, que tendrá que actuar más a medida que la impresora va cumpliendo años y lleva un mayor número de páginas impresas en su historial. Por este motivo suele ser la opción elegida cuando la empresa tiene su propio servicio técnico.